¿CÓMO HACER ENVÍOS DE AMAZON SI ESTÁS VIAJANDO?

por zaranomad
0 comentario

¿Cómo enviar pedidos de Amazon en Europa viajando en autocaravana?

Tras el robo de Venecia nos vimos en la necesidad de conseguir un ordenador nuevo. Además era necesario conseguir otros bienes como un cubre-bicis y el multímetro robado. Es bien sabido que Amazon tiene los mejores precios para todos los productos, en general, pero no todos los países lo tienen y cada Amazon es diferente en cada uno. Así que, si quieres hacer envíos de Amazon, sólo podrás a los siguientes países:  Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, España, Japón, Canadá y China. Amazon puede llegar a todos los demás países, pero los gastos de envío son tan altos que no merece la pena.

Si viajas en autocaravana o tu vehículo también te preguntarás ¿a dónde enviar el pedido?, puesto que no dispones de ninguna dirección postal.

La compra del ordenador

Pensamos que en Eslovenia sería más económico el ordenador por lo que en Liubliana comenzó nuestra búsqueda. En este país hay abundancia de bares pero no de tiendas en general, y menos de electrónica en particular. Esto da a entender que el nivel adquisitivo de los eslovenos no es muy alto. Dedicamos toda una mañana a buscar el ordenador, Lenovo a poder ser, hasta que dimos con La ÚNICA Tienda de la ciudad.

Cuando seleccionamos “El elegido” nos dijeron que había que cobrar extra por instalar Windows en español, ya que el esloveno no nos interesaba demasiado. Pues bien, nuestro ordenador en español ya estaba en camino cuando el encargado de la tienda nos recordó un pequeño detalle: ¿Os da igual que el teclado sea en esloveno?. (Ejemplo: Slovenščina jezik ima zelo redke črke )

A pesar de nuestros avances en el idioma reparamos en que añoraríamos nuestra preciada “ñ”, así que toda la operación se fue directamente a la mierda. TODO POR UNA “Ñ”

Fue entonces cuando contactamos con el señor Lobo (Cen) y nos solucionó el problema. Pidió un ordenador para que lo enviaran a su oficina para que a su vez fuera enviado en un Envio exprés (facilitado por la otra solucionadora de problemas, Mjosé) que tardaría 5 días. (El maldito envío exprés, súmale 100€).

¿A dónde lo enviamos si no tenemos casa?

Ahora venía el problema: ¿Qué dirección poner?. Somos homeless, así que debíamos buscar un próximo destino en el que “probablemente” estuviéramos en los próximos 5 días. Buscamos en google maps al azar con el dedo y señalamos Villach (Austria)”. Era necesario huir de Eslovenia porque nuestros hígados iban a petar.

Si quieres visitar Villach, la ciudad repleta por lagos y naturaleza, pincha AQUÍ.

En Correos nos indicaron que no habría problema en enviar a cualquier Post Office, por lo que seleccionamos una al azar en Villach y al llegar allí: SORPRESA. “Aquí no se pueden hacer envíos de esa manera” nos dijo el austriaco y acto seguido echamos mano de las artimañas de la Chuwer y fingimos llorar. Apenas 8 horas más tarde estábamos saliendo de la oficina de correos con nuestro ordenador y unos paquetes de jamón serrano cortesía de Cen.

Enviós de Amazon en Europa: La maldita batería solar

Recogimos nuestras cosas y nos fuimos, no sin antes hacer más envíos de Amazon a Alemania, ya que pidiéndolo para Austria nos cobraban una pasta. El contenido del envío era una batería solar, puesto que las nuestras habían muerto, ya no servían ni para encender una mísera luz y ya levábamos varios días sin electricidad, calefacción ni nevera.

Siguiente parada Salzburgo, con el tiempo contado porque nuestros próximos paquetes llegarían a Freilassing (Alemania), el primer pueblo alemán más cercano a la frontera con Salzburgo, que es como Garrapinillos a Zaragoza.

Con el objetivo de coordinar correctamente nuestro segundo de los envíos de Amazon, estuvimos llamando a la oficina de correos para que nos lo guardaran y dijeron que tampoco era posible. Intentamos contactar con el transportista, pero no sabía hablar inglés (¡¡y tampoco alemán!!). Así que nos dedicamos a ir por hoteles y bares a contarles la película a los recepcionistas que sabían manejar inglés y “ese idioma desconocido” de transportistas alemanes. Varios ayudantes intérpretes se comunicaron por teléfono con el transportista del diablo, pero ninguno consiguió que nos dijera dónde sería la entrega.

Recorrimos Freilassing de arriba a abajo varias veces, fuimos a la Post Office, a la Oficina central de correos, a la oficina del repartidor….cualquier pista podía suponer nuestra salvación y no teníamos nada mejor que hacer. Freilassing es un pueblo en el que habla inglés el 1% de la población, y la mitad de ellos están bebiendo birra desde el punto de mañana.

Y nos dimos al alcohol…

Desquiciados después de dos días, dijimos que ” a la mierda”, siguiendo la cultura popular nos dábamos a la bebida a las 10 de la mañana. Nos metimos en una taberna y un vaquero desubicado comedor de noodles que hablaba inglés de aquellas maneras nos ayudó a hablar con el transportista. No sabemos qué hablaron entre ellos porque no nos lo supo explicar (ya tenía sus noodles recién hechos en la mesa), pero nos dijo que volviéramos a la panadería-post-office que algo se estaba cociendo.

Nos acabamos la birra y fuimos a la panadería, la cual estaba cerrada. Pero para nuestra sorpresa, había un paquete desangelado en medio de la maldita calle con pinta de haber recorrido medio mundo y de tener las dimensiones de una batería solar. El transportista debía de haber entrado en cólera y haberse saltado todas las normas alemanas de rectitud para abandonar de esa manera su paquete y darse a la fuga. Lo que le dijo el vaquero desubicado comedor de noodles no debió de ser moco de pavo porque fue la solución final.

Saboreamos el triunfo con más cervezas.

La fiebre de Álvaro y los colgadores

No hemos contado que junto con la batería había otro paquete portador de un multimetro, un cubrebicis y zarrios varios (como colgadores. Clara: No lo sabéis, pero Álvaro ha desarrollado una pasión desenfrenada por los colgadores para la autoaravana. Quiere colgarlo TODO y no puede parar). Pues bien, el primer paquete de los envíos de Amazon tal como llegó fue directamente devuelto a Amazon, ya que la oficina de correos no era un destino válido. Y después de todo lo que hemos pasado dijimos: “¿Quién quiere colgadores?”. “Pues más birra”.

A continuación te dejamos el enlace de una página que te permite realizar envíos en otros países donde también puedes elegir el lugar dónde recoger el paquete. Pincha AQUÍ.

envíos de amazon
freilassing beer

También te puede interesar:

Deja un Comentario

Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia. Esperamos que estés de acuerdo con esto, de lo contrario puedes salir de la página si lo deseas. Aceptar Leer más