VIAJAR DE ESTAMBUL A YEREVAN (3º PARTE)

por zaranomad
0 comentario

Después de un gran viaje siempre hay que dedicarle un tiempo para valorar cómo ha sido la experiencia y las conclusiones que hemos sacado de viajar de Estambul a Yerevan (3º parte del viaje). Como podéis observar la ruta inicial en autocaravana ha sido totalmente distinta a la ruta que hemos realizado (Línea azul: Planificación; Línea roja: Ruta final). Sin embargo, esto es totalmente normal, ya que los viajes son una caja de sorpresas y la gente que vas conociendo va cambiado tu camino. Unas veces te quedas atascado en una ciudad por las amistades que has hecho, otras veces cambias la ruta por recomendaciones de amigos….Por mucho que quieras planificar algo, siempre acaba saliendo de otra manera y es, precisamente, lo bonito de los viajes.

En España sobran leyes y normas

Una cosa que nos hemos dado cuenta que diferencia España del resto de los países que hemos visitado es la gran cantidad de normas, multas y restricciones que hay. En estos países puedes ir al parque y hacer barbacoa libremente, puedes aparcar donde quieras, comprar lo que quieras y vender sin tener que pagar tasas por todos lados,etc…Creemos que España es un país libre, pero de eso nada.

Tras la vuelta de Sri Lanka a viajar a Estambul…

Durante esta última parte de viajar a Estambul nos vimos un poco justos de dinero teniendo en cuenta los imprevistos que podían surgir más adelante en el viaje y que, si al final queremos meter la autocaravana en un ferry a España al llegar a Vietnam, serán unos 1500-2000€. Viajar es muy caro pero, es ahora o nunca. Nuestro amigo Mike llevaba meses viviendo en Bristol y nos persuadió para que fuéramos en verano a trabajar allí. Bristol tiene la menor tasa de desempleo, que viene a ser un 4%. Nos terminó de convencer reservándonos una habitación en su casa. Además, viajar en verano por la India podía ser un suicidio, tanto por el calor aplastante, como por los monzones.

Ahora venía el momento de: ¿Dónde dejar la autocaravana durante estos 4 meses?.

En Georgia no era posible porque a partir de los 3 meses te meten una multa de 350€. Sin embargo, en Armenia existe la posibilidad de dejar el vehículo durante 1 año entero, pero…¿dónde y quién?. No nos fiábamos en dejarla aparcada sin más en Ereván (capital de Armenia). Como la vida son todo casualidades y todo ocurre por algo, en Tiflis conocimos a un viajero, Lucas, quien nos dio el contacto de una familia que vive a las afueras de Ereván. Lucas estuvo un tiempo conviviendo con la familia y nos habló maravillas de ellos. No le faltaba razón, porque fue llamarlos y enseguida nos recibieron con los brazos abiertos.

Conociendo a la familia Marukyan

Pasamos tres días inolvidables con la familia Manukyan. Viven en una casa con un pequeño huerto y se dedican a trabajar el campo, aunque los hermanos de Mariam trabajan en una fábrica de metales en Ereván. Viven alejados de la sociedad y pasan el día a día todos juntos rodeados de los vecinos, como una gran familia. Nunca sabes a quién te vas a encontrar en esa casa porque siempre está llena de gente, se ayudan en las tareas del hogar y siempre están ocupados. Hasta las abuelas se reúnen para jugar al Backgamon y mejorar el intelecto. Tienen una parcela de su huerto sin ocupar, así que era el perfecto lugar para dejar a la Duranga. El hermano mayor de Mariam estaba obsesionado con limpiar su coche todos los días para siempre estuviera impoluto y no podía entender porque llevábamos la autocaravana tan sucia. Se ofreció repetidas veces para limpiarla. Era incapaz de entender que la queríamos dejar guarra para mantener alejados a los posibles ladrones.

Compartiendo gastronomía

Preparamos una buena tortilla de patata con tostadas de jamón batido que fue un completo éxito. Ellos se vengaron en la cena con un revés de Dolmas y Barbacoa. Nos juntamos mitad del pueblo en aquella cena y tuvimos el honor de presenciar una auténtica cena familiar armenia. Nuestra conclusión fue que ellos se lo pasan mucho mejor que nosotros los españoles. Al acabar de cenar ponen la música a todo volumen y se levantan todos a bailar, tanto los abuelos, como los adultos, como los niños. No tienen vergüenza. En España para que alguien cante o baile delante de los demás ha de llevar 7 copas por lo menos. Mezclamos música armenia con sevillanas y típicas canciones españolas. Lo malo es que ni Álvaro ni Clara somos fanáticos ni bailarines de las españoladas y poco baile les pudimos enseñar. De hecho, lo bailaban mejor ellos que nosotros. Sin duda, lo pasamos genial.

RESUMEN DE LA 3º PARTE DEL VIAJE

Estambul

Viajar a Estambul en marzo recién llegados del calor de Malasia, Indonesia y Sri. Lanka, fue un acierto, habiendo dejado la ciudad meses atrás con la Duranga cubierta de nieve. Para nuestra suerte, hacía buen tiempo y sol y pudimos disfrutar más de la ciudad unos días con la compañía de nuestro amigo Faruk.

viajar estambul

Si quieres conocer más sobre Estambul, pincha AQUÍ.

Mugla y Mamaris

Después fuimos a visitar a nuestro amigo Can a Mugla, quien nos recibió en su casa con los brazos abiertos. Después fuimos a Marmaris, aunque no nos pudimos encontrar con Rahmi. Disfrutamos de la costa del Mar Mediterráneo y del buen tiempo, pudiendo sacar por primera vez las sillas, mesas y la guitarra a pasear fuera de la Duranga.

viajar estambul mugla

Si quieres conocer más sobre Mugla, pincha AQUÍ.

Capadoccia

Después fuimos a la Capadoccia donde tuvimos la suerte de cruzarnos con Españoles por el mundo y grabar una escena con la Duranga. Sin duda, nos enamoramos de la Capadoccia, un lugar extraterrestre. No obstante, aun seguimos sin saber cuándo van a emitir el programa en la TV. Se lo toman con la calma.

valle del amor capadoccia

Si quieres conocer más sobre Capadoccia, pincha AQUÍ.

Adana, Gaziantep y Diyarbazir

Después íbamos de paso a Adana y concimos a Rabia y Furkan gracias a un blablacar y nos invitaron a cenar y a pasar unos días con ellos. La verdad que no creíamos que pudiéramos hacer tantos amigos gracias al Blablacar a la vez que íbamos recuperando algo de dinero de la gasolina. Otra vez, retrasamos más nuestro viaje hasta llegar a la Turquía profunda del este: Gaziantep, Diyarbakir, donde probamos el mejor café del mundo (de pistacho).

viajar estambul adana autocaravana

Si quieres conocer más sobre Adana, pincha AQUÍ.

Erzurum

En este punto nos enteramos de que no podíamos cruzar a Armenia desde Turquía porque las fronteras estaban cerradas. Así que cambiamos totalmente la ruta para subir hasta el Mar Negro para poder entrar por Georgia. Tuvimos un viaje increíble atravesando las altas montañas nevadas (4.000-5.000 metros) donde no cabía más nieve en todas partes pasando por Erzurum.

nemrut dagi duranga

Si quieres conocer más sobre Erzurum, pincha AQUÍ.

Trabzon

Y así llegamos a Trabzon donde nos volvimos a atascar ya que conocimos a Gurham a través del Couchsurfing. También conocimos a la familia del Rahmi (los mafias) que, en cuanto se enteró de que estabamos allí, mando una horda de primos (Rash & XXX) a nuestro encuentro que también nos custodiaron la Duranga.

trabzon familia hangar

Si quieres conocer más sobre Trabzon, pincha AQUÍ.

Frontera con Georgia

Después recorrimos la costa del Mar Negro con Gurham que se unió en nuestra autocaravana y cruzamos la frontera hasta Batumi. Sin embargo, fue una mala experiencia porque estuvimos 5 horas en la frontera separados el uno del otro sin saber si nos iban a dejar pasar. Por haber dejado a la Duran 2 meses en Turquía mientras nos fuimos a Malasia sin avisar, nos metieron una multa de 150€.

Costa Mar Negro Turquía

Si quieres conocer sobre el Mar Negro, pincha AQUÍ.

Georgia

Nos recorrimos Georgia de cabo a rabo haciendo especial inciso en Tiflis. Allí nos juntamos con Gavin, Lucas y demás amigos viajeros con los que coincidimos en todos los eventos durante 2 semanas. También conocimos a Misha, el que fue nuestro padrino y salvador.

misha tbilisi

Si quieres conocer más sobre Tiflis, pincha AQUÍ.

Si quieres conocer la gastronomía georgiana, pincha AQUÍ.

Armenia

En Armenia entramos y salimos unas cuantas veces porque, al no tener más que entrada por Georgia e Irán (que no puedes pasar), pues no nos quedaba más remedio. Tuvimos la suerte de asistir al festival de Urvakan donde, al repartir tortilla de patata en la entrada, conocimos a un montón de personas: Gavin, Karo & Lillith, etc…Y a la gran familia Marukyan con Mariam a la cabeza, los custodiadores de la Duranga hoy en día.

Si quieres conocer sobre Yereván, pincha AQUÍ.

¿Qué nos deparará en Bristol?

También te puede interesar:

Deja un Comentario

Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia. Esperamos que estés de acuerdo con esto, de lo contrario puedes salir de la página si lo deseas. Aceptar Leer más