QUE VER EN ESLOVENIA

por zaranomad
0 comentario

Introducción sobre lo que ver en Eslovenia

Este pequeño país de poco más de 2 millones de habitantes es perfecto para los amantes de la naturaleza. De hecho, impresionantes excursiones en paisajes verdes preciosos, lagos alpinos y pueblos históricos es lo que vas a encontrar. Así que, nosotros te vamos a contar todo lo que hay que ver en Eslovenia a continuación.

Nuestra experiencia fue absolutamente perfecta. En primer lugar llegamos a Piran e Izola, ya que entramos al país desde Trieste (Italia) por un “paso fronterizo” en el que no había guardias siquiera, sólo una barrera levantada. Después continuamos hacia la capital, Liubliana, pasando antes por las Cuevas de Skocjan y el Castillo de Predjama. Siempre por carreteras secundarias para no perdernos ningún detalle. Más tarde, una vez le sacamos todo el jugo a la capital, pusimos rumbo al norte hacia Austria pasando por Skofja Loka, el Lago de Bled y el Lago de Jasna.

TIPS/Curiosidades de Eslovenia

Al igual que hacemos siempre, nos hemos mezclado con la gente para conocer su cultura desde dentro. Pasamos una semana en Liubliana, concretamente en Metelkova estuvimos largas horas conversando con la gente entre cervezas (¡Qué mejor manera!). Así que a continuación os dejamos un resumen de los TIPS / Curiosidades que más nos llamaron la atención:

  • Salario: En 2018 el salario mínimo se encontraba fijado en unos 840€/mes. Eso supone unos 10.100 € brutos al año. No obstante, al repartirlo en 14 pagas y restar tasas un trabajador recibe unos 650€/mes. También hay que destacar que el coste de vida es muy adecuado en todo el país, menos en la capital. Ya que en Liubliana el alquiler de una casa
  • Alcohol: La jarra de cerveza de 0’5 litros se encuentra por 2’5€. No obstante, los precios en supermercado siempre son insuperables.
  • Índice de suicidios: Alto. Tal vez sea por la escasez de días soleados, pero lo cierto es que el índice de suicidio es realmente alarmante. Todavía nos ha extrañado más después de conocer un poco más en profundidad a los eslovenos y comprobar que son gente muy calmada y amistosa.
  • Gente: Simpática, respetuosa, paciente, alegre, abierta y musical. Además, en Liubliana es fácil encontrar gente que hable inglés.
  • Índice de violencia y robos: Bajo. ¡Genial!
  • Presencia policial: Escasa. Puede que sea porque son gente muy civilizada y tranquila, pero no vimos apenas policía ni por las calles ni en las carreteras.

Comer en Eslovenia

  • Supermercados: Los precios de los productos en los supermercados son parecidos a los que encontramos en España. Las latas de conservas y los lácteos son más baratos. Mientras que la carne y el pescado son, en general, más caros.
  • Restaurantes: Si te mueves un poco y buscas con un poco de cabeza,o preguntas a la gente local, encontrarás un menú del día por 5-8€. En Piran e Izola, pueblos costeros, encontramos unos restaurantes muy especiales con platos de pescado realmente exquisitos. Sin embargo, los precios era un poco elevados porque se encuentran en una zona muy turística, ya que son lo más bonito de la costa de Eslovenia. Te recomendamos que aproveches para probar las delicias eslovenas en los pueblos pequeños. ¡No puedes irte sin haber probado el fantástico e impronunciable STRUKLJI!

Conducir en Eslovenia

Los eslovenos son gente muy respetuosa, por lo que no debes preocuparte en absoluto ya que te resultará fácil recorrer el país en tu propio vehículo. Nosotros viajamos con “La Duranga por todo el país sin ningún incidente, ni siquiera un susto.

  • Precio diésel: 1’35€/l. Si, es un poco elevado, pero viniendo de Francia e Italia nos dió un pequeño respiro…
  • Autopistas / Carreteras: Es necesario comprar “La Viñeta” y colocarla en el cristal del vehículo, de manera que las cámarasde tráfico te identifiquen. El coste es de 15 €/semana, 30 €/mes o 110 €/año (. No obstante, te recomendamos que evites las autopistas y te dejes guiar por las carreteras secundarias porque te llevarán por paisajes preciosos y coloridos. Atravesarás pueblos con encanto y descubrirás la auténtica belleza de la Eslovenia más rural.

LOS 10 LUGARES QUE VER EN ESLOVENIA

1. PIRAN

PIRAN CASTILLO

Piran es una pequeña ciudad situada en la costa del Mar Adriático de Eslovenia, es el primer pueblo que encontramos al cruzar desde Trieste. Es muy turístico y en verano está abarrotado de turistas. Sin embargo,su arquitectura veneciana y sus aires medievales lo convierten en uno de los pueblos más bonitos que ver en Eslovenia y hacen que merezca la pena la visita. No te puedes ir de Piran sin recorrer el paseo marítimo, callejear por sus calles y subir a la catedral. Sin lugar a duda, las vistas desde la catedral, en lo alto, son de lo más espectacular que puede ofrecer. Y, si quieres subir un poco más alto, el precio por subir a la torre del campanario es de 2 €.

Si viajas en tu propio vehículo no podrás acceder al pueblo y tendrás que dejarlo en un parking de pago a unos Kilómetros. Eso sí, desde el parking hay un autobús gratuito.

Precio Parking: 1,2 €/h ó 12 €/día.

2. IZOLA

izola eslovenia

Antiguamente, esta pequeña localidad estaba totalmente separada de la costa por un pequeño canal. De hecho, “Izola” en italiano significa “Isla”. Originalmente, esta “isla” estaba totalmente amurallada y sirvió como lugar de acogida a los refugiados de la antigua Aquileia. Posteriormente, tras el paso de varios conflictos la muralla fue destruida y sirvió para rellenar el pequeño canal que la separaba de la costa. En consecuencia Izola quedó unida a la costa y perdió su carácter de isla.

Actualmente es una de las localidades más bonitas que ver en Eslovenia y , con sus cerca de 15.000 habitantes, es una de las más tranquilas. Además, si viajas en tu propio vehículo encontrarás zonas de aparcamiento gratuito en casi toda la localidad.

3. CUEVAS DE SKOCJAN. IMPRESCINDIBLE VER EN ESLOVENIA

cueva skocjan

Impresionante. Es la única palabra del diccionario para describir lo que sentimos allí. Sin duda recuerdan a las Minas de Moria donde se encontraban las forjas de los enanos de “El Señor de los Anillos”. Son las cuevas más grandes de Europa y recorren el Río Reca. (“Reca” significa “río”, ¡Viva la originalidad eslovena!). Gracias a este río hay muchas rutas de senderismo en torno a la cueva, nosotros hicimos una por nuestra cuenta sin ningún problema. Sin embargo, en la oficina os recomendarán coger un tour guiado. ¡Ni caso!

Cuenta con un cañón subterráneo de 146 metros, lo que lo convierte en el más grande del mundo. Y a 45 metros de altura se cruza por el Puente Cerkevnic, y la verdad es que acojona. Allí, desde las alturas, podrás contemplar los caminos por los que pasaban los antiguos mineros. Para finalizar la visita has de coger aliento, ya que te esperan un buen puñado de escalones. No obstante, si quieres evitarlo existe un funicular para los más comodones.

cuevas de skocjan

Por último, y como curiosidad, comentar que hay tramos de las cuevas que todavía no han sido descubiertos. Debido a esto, cada año se programa una exploración con un equipo de los mejores buceadores para avanzar un poco más.

Precio

  • Cañón subterráneo (2 horas / 3 Km): Adultos: 16 €, Estudiantes y mayores de 65 años: 12 €, Niños de 6-14 años: 7,5 €
  • Senderismo siguiendo Río Reka (1-1,5 horas / 2 Km): Adultos: 11 €, Estudiantes y mayores de 65 años: 8 €, Niños de 6-14 años: 5,5 €
  • Tour completo (3-3,5 horas / Todo lo anterior): Adultos: 21 €, Estudiantes y mayores de 65 años: 16 €, Niños de 6-14 años: 11 €
  • Parking gratuito

Horario

Junio-Septiembre: 10-17 h (Cada hora)

Resto del año: 10-13 h

4. CASTILLO DE PREDJAMA. ALGO QUE HAY QUE VER EN ESLOVENIA

castillo predjama Eslovenia

Aunque data del sigo XII-XIII, ya que hay cierta controversia al respecto, lo que se puede observar a día de hoy es el resultado de las últimas reformas en el sigo XVI. No sólo es impresionante por ser un castillo excavado en la roca, sino que además fue habitado por el Barón Erazem Lueger, el Robin Hood esloveno.

Debido a su localización estratégica a 123 metros de altura, excavado en roca y cuya entrada es una cueva, este castillo era prácticamente inexpugnable.

Precio

  • Recorrido Castillo: Adultos: 11,90 €, Estudiantes: 9,5 €, Niños de 6-15 años: 7,10 €
  • Combinado Castillo + Cuevas de Postojna: Adultos: 31,90 €, Estudiantes: 25,50 €, Niños de 6-15 años: 19,10 €
  • Combinado Castillo + Cuevas de Postojna + EXPO Jama Kras: Adultos: 35,90 €, Estudiantes: 28,70 €, Niños de 6-15 años: 21,50 €
  • Combinado Castillo + Cuevas de Postojna + Cueva Proteus: Adultos: 35,90 €, Estudiantes: 28,70 €, Niños de 6-15 años: 21,50 €
  • Combinado Castillo + Cuevas de Postojna + EXPO Jama Kras + Cueva Proteus: Adultos: 37,90 €, Estudiantes: 30,30 €, Niños de 6-15 años: 22,70 €
  • Parking gratuito

Horario

Junio-Septiembre: 10-17 h (Cada hora)

Resto del año: 10-13 h

5. LIUBLIANA

castillo liubliana

La capital de Eslovenia tiene cerca de 300.000 habitantes. En consecuencia, es la ciudad más grande del país. . Es atravesada por el río Ljubljanica, que separa la zona más comercial del casco antiguo. Además, a ambos lados del río encontrarás numerosas cafeterías, bares y restaurantes con mucho encanto. De hecho, las calles son bonitas y cuidadas, y las terrazas son acogedoras. En consecuencia, Liubliana a la que volveremos porque es preciosa y nos ha encantado el ambiente.

restaurantes liubliana

El ambiente en Liubliana es jovial y alegre, se escucha música por todas partes y hay mucho universitarios. Es una ciudad perfecta para moverse a pie o en bicicleta, y visitar así todo lo que hay que ver en Liubliana. También cuenta con dos zonas alternativas con gran libertad, donde la policía apenas interviene. Gracias a la colaboración y el respeto de toda la comunidad hay dos zonas autogestionadas que hay que visitar en Liubliana, Metelkova y ROG.

6. SKOFJA LOKA

skofja loka

Este pequeño pueblo medieval de 12.000 habitantes es una parada obligatoria. De hecho, en este punto confluyen los ríos Poljane Sora y Selca Sora y lo convierten en un lugar mágico para tomar un café o comer. Las casas están muy cuidadas y bien conservadas. Además, para los amantes de la naturaleza, se pueden hacer varias rutas de senderismo por los montes cercanos y ver así los diferentes castillos. Ya que hay alguno alejado del centro y al que sólo se puede llegar por estas rutas.

Por último, no puedes marcharte de Skofja Loka sin tomar una foto del Puente de los Capuchinos, el lugar más emblemático y que ofrece unas preciosas vistas. Además, tiene más de 600 años de antigüedad.

Como curiosidad, el futbolistas Jan Oblak, portero del Atlético de Madrid es de aquí.

7. LAGO DE BLED

Lago de Bled

Bled es un pequeño pueblo a la orilla de este lago glaciar, al que da nombre, y que se sitúa a los pies de los Alpes Julianos. Por consiguiente, es un sitio extremadamente turístico, tanto que es prácticamente imposible aparcar gratis. No obstante, nosotros fuimos en temporada muy baja y nos dejaron aparcar en el parking de un hotel para pasar la noche.

Asimismo, en medio del Lago de Bled se encuentra la única isla natural de Eslovenia, y en ésta hay una iglesia. Durante todo el año se puede practicar remo, gracias alas condiciones favorables que ofrece el lago, y también se puede visitar la isla en barco. Como punto de interés, el Bled también cuenta con un castillo que ofrece una bonita vista panorámica del lago.

Uno de los puntos con más afluencia de gente es el camping que hay al final de la carretera, donde se pueden realizar actividades acuáticas y cuenta hasta con una playa. También tiene un parking expresamente para autocaravanas y campers que funciona a partir de las 8 a.m. Después aparecerá un gorrillas que no tendrá reparo en tocarte la puerta para reclamar su dinero.

Así que, sí, es un sitio bonito pero demasiado explotado, por lo que no se puede hacer nada sin pagar. Si viajas con autocaravana o camper te recomendamos que eches un ojo a los parkings de los supermercados, que comienzan a cobrar a partir de las 8-9 a.m. Y después ofrecen una o dos horas gratuitas, por lo que tendrás tiempo para hacer algo de deporte, ver el lago, el pueblo y continuar.

Festival en el Lago de Bled

Por último, si estás allí durante el penúltimo fin de semana de julio podrás disfrutar del Festival Bled Days and Bled Nightque cuenta con conciertos al aire libre, actividades, artesanías y eventos culturales. Durante la noche los barcos dejan un total de 15.000 velas repartidas por el lago flotando sobre cáscaras de huevo.

8. GARGANTA DE VINTGAR. OBLIGATORIO QUE VER EN ESLOVENIA

Vintgar eslovenia

La Garganta de Vintgar es algo que sin duda tienes que ver en Eslovenia. De hecho, este paseo natural fue nuestro favorito. Además, teníamos ganas de alejarnos de Bled, donde no podíamos ni aparcar sin preocuparnos por el ticket. Así que nos escapamos a la Garganta de Vintgar, a tan sólo 5 kilómetros al norte.

La Garganta de Vintgar es un desfiladero natural que recorre el río Ravodna, el cuál cruza hasta 4 veces por puentes de madera. Es una excursión de apenas 1,5 horas y 1,6 Km entre cascadas, puentes y pozas de agua.

Precio

Parking gratuito

Excursión: Adultos: 9 €. Niños de 6-15 años: 2,5 €

Aunque nosotros llegamos en noviembre y estaba cerrado el paso. No obstante, sólo tuvimos que saltar la valla y voilá, allí estábamos haciendo el recorrido gratis y sin turistas alrededor. Gracias a nuestro espíritu aventurero, y nuestra poca vergüenza, estábamos disfrutando de uno de los lugares mñas bonitos que ver en Eslovenia gratuitamente y totalmente a solas.

9. VALLE DEL SOCA

A los pies de los Alpes Julianos, y al oeste de Bled se encuentra este maravilloso enclave natural obligatorio que ver en Eslovenia. Además, se encuentra en el parque nacional más grande de Eslovenia, en el Parque Nacional de Triglav y que le debe el nombre al pico Triglav (2.864 m). Dentro de este parque se puede visitar el Valle del Soca, atravesado por el Río Soca que le da nombre. Aguas turquesas y los Alpes Julianos a tu alrededor. ¿Qué más puedes pedir para sentirte inmerso en la belleza de la naturaleza?

10. LAGO DE JASNA

Lago de Jasna Eslovenia

Y, nuestra última parada antes de cruzar a Austria fue el Lago de Jasna. Junto a la central hidroeléctrica de Kranjska Gora se encuentran estos dos lagos artificiales conectados. Lo que más nos gustó de este lago fue el amanecer. Ya que se podían contemplar las montañas entre la neblina mañanera y todo nevado. Sin embargo, el pueblo no tiene gran cosa, pero en verano le sacan partido al lago con unas sillas, unas mesas y unas tumbonas para disfrutar de la terraza del bar del lago.

También te puede interesar:

Deja un Comentario

Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia. Esperamos que estés de acuerdo con esto, de lo contrario puedes salir de la página si lo deseas. Aceptar Leer más